Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son.

Giacomo Leopardi

Todas las obras de arte deben empezar por el final.

Edgar Allan Poe

¿Necesidad? Palabra cómoda con que el culpable se quita de encima la culpa, para arrojar en el vacío toda soberbia y traición.

E. de Geibel

Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza.

Hipócrates

Sólo los necios se encuentran satisfechos y confiados con la calidad de su trabajo.

Mercedes Milá

Donde una puerta se cierra, otra se abre.

Miguel de Cervantes Saavedra

La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes.

Quinto Horacio Flaco

Hay velas que lo alumbran todo, menos su propio candelabro.

Friedrich Hebbel

La mujer celosa en sí no reposa, y al marido siempre le trae afligido.

Anónimo

Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.

Thomas Carlyle

Anónimo

Lo que pongas en los primeros años de tu vida quedará en ella hasta más allá de la muerte.


Anónimo

Anónimo,