Hasta en la muerte de un pajarillo interviene una providencia irresistible.

William Shakespeare

Para triunfar en la lucha por la vida, el hombre ha de tener o una gran inteligencia o un corazón de piedra.

Máximo Gorki

¡Qué sabios son aquellos que únicamente son tontos en el amor!

James Cook

Todos los hombres son sabios; unos antes, los otros, después.

Proverbio chino

Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones.

Gregorio Marañón

Para mí la vanidad es una dolencia tan superficial, que basta con rascarme un rato para que se me quite.

Tristan Bernard

Después de lo malo, viene lo bueno.

Anónimo

Vales tanto como tu última obra.

Jesús Hermida

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad.

Juan Pablo II

La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor.

Aristóteles

Lucio Anneo Séneca

Lo mismo es nuestra vida que una comedia; no se atiende a si es larga, sino a si la han representado bien. Concluye donde quieras, con tal de que pongas buen final.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.