Por fiel que uno quiera ser, nunca deja de traicionar la singularidad del otro a quien se dirige.

Jacques Derrida

El pueblo me silba, pero yo me aplaudo.

Quinto Horacio Flaco

Quien deja vivo al ofendido, ha de temer siempre a la venganza.

Francisco de Quevedo

El avión es solamente una maquina, pero qué invento tan maravilloso, qué magnífico instrumento de análisis: nos descubre la verdadera faz de la Tierra.

Antoine de Saint-Exupéry

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.

Edmund Husserl

El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría.

Khalil Gibran

Abrigamos una multitud de prejuicios si no nos decidimos a dudar, alguna vez, de todas las cosas en que encontremos la menor sospecha de incertidumbre.

René Descartes

Sólo podemos dar una opinión imparcial sobre las cosas que no nos interesan, sin duda por eso mismo las opiniones imparciales carecen de valor.

Oscar Wilde

La poesía es la ambición de discurrir, que aspira a verse cargada de más sentidos y ungida de más música, que el lenguaje ordinario.

Paul Ambroise Valéry

No se puede juzgar la vida de un hombre hasta que la muerte le ha puesto término.

Sófocles

Gana todo lo que puedas; ahorra todo lo que puedas; da todo lo que puedas.


John Wesley

John Wesley, (1703-1791) Clérigo anglicano.