La muerte abre la puerta de la fama y cierra tras de sí la de la envidia.

Laurence Sterne

El beso es la válvula de escape de la honestidad.

Paul Géraldy

El hombre que nada teme es tan fuerte como el que es temido por todo el mundo.

Otto von Bismark

Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad.

Arthur Schopenhauer

Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos.

Jean Jacques Rousseau

No puede conseguirse ningún progreso verdadero con el ideal de facilitar las cosas.

Hermann Keyserling

Hay poca gente lo bastante cuerda que prefiera la censura provechosa a la alabanza traidora.

François de la Rochefoucauld

¡La felicidad! No existe palabra con más acepciones; cada uno la entiende a su manera.

Cecilia Bohl de Faber

Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida.

Pablo Picasso

Soy gran creyente en la suerte, y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo.

Stephen Leacock

Michel Eyquem de Montaigne

Nadie está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.