Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.

Proverbio irlandés

Es fácil morir por una mujer; lo difícil es vivir con ella.

Lord Byron

Difícil es templar en el poder a los que por ambición simularon ser honrados.

Salustio

No puede uno ser valiente si le han ocurrido sólo cosas maravillosas.

Mary Tyler Moore

Una llave de oro abre todas las cerraduras.

Christoph Wieland

Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia.

Samuel Johnson

Reprender al que yerra no basta si no se le enseña el camino recto.

Columela

El mejor límite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza ni alejarse mucho de ella.

Lucio Anneo Séneca

Un hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar.

Henry David Thoreau

Habla con suavidad y lleva un buen garrote; llegarás lejos.

Theodore Roosevelt

Lucio Anneo Séneca

Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.