Las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas.

Samuel Johnson

Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido.

Simón Bolívar

Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.

Jacinto Benavente

El alma desordenada lleva en su culpa la pena.

San Agustín de Hipona

No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.

Gabriel García Márquez

En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca.

Jacinto Benavente

Los vicios se aprenden sin maestro.

Thomas Fuller

Vivir en contradicción con la razón propia es el estado moral más intolerable.

Leon Tolstoi

Una familia feliz no es sino un paraíso anticipado.

Sir John Bowring

La inhumanidad es perenne.

George Steiner

Anónimo

La mujer celosa en sí no reposa, y al marido siempre le trae afligido.


Anónimo

Anónimo,