Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado.

Emiliano Zapata

Creo que sí mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas.

Gustave Flaubert

El amor es como la fiebre: nace y se extingue sin que la voluntad tome en ello la menor parte.

Stendhal

Si usted permanece calmo, tranquilo y seguro de sí mismo, mientras los demás corren a su alrededor perdiendo la cabeza, quizá usted no comprende la gravedad de la situación.

M. J. Smith

Por fiel que uno quiera ser, nunca deja de traicionar la singularidad del otro a quien se dirige.

Jacques Derrida

Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.

Miguel de Cervantes Saavedra

Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar.

Madame Basta

Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.

Albert Einstein

La mayor parte de la escritura se hace lejos de la máquina de escribir.

Henry Miller

El árbol de las leyes ha de podarse continuamente.

Anatole France

Lucio Anneo Séneca

El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.