Las palabras antiguas son las mejores, y las breves, las mejores de todas.

Winston Churchill

Atreveos: el progreso solamente se logra así.

Victor Hugo

Si no quieres repetir el pasado, estúdialo.

Baruch Benedict Spinoza

La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado.

Jules Renard

Aquel que ama, el mismo se ata y se mata, y se hace de señor siervo, en tanto que todos cuantos ve se piensa que le usurpan su amor, y con muy poca superstición todo en su corazón se perturba y se le revuelve de dentro.

Alfonso Martínez de Toledo

La esperanza es un árbol en flor que se balancea dulcemente al soplo de las ilusiones.

Severo Catalina

La misión de los políticos no es la de gustar a todo el mundo.

Margaret Thatcher

Las verdades de los hombres tienen que ser como piedras y los cargos que ejercen, como cántaros: pase lo que pase debe romperse el cántaro.

Ángel Ganivet

La absolución del culpable es la condena del juez.

Publio Siro

Todos los libros pueden dividirse en dos clases: libros del momento y libros de todo momento.

John Ruskin

Lucio Anneo Séneca

El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.