Una revolución no es digna de llamarse tal si con todo el poder y todos los medios de que dispone no es capaz de ayudar a la mujer ?doble o triplemente esclavizada, como lo fue en el pasado? a salir a flote y avanzar por el camino del progreso social e individual.

León Trotski

La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada, pues consiste en ser libre.

Epicteto de Frigia

Logro resistirlo todo, salvo la tentación.

Oscar Wilde

El hambre es la compañera inseparable del perezoso.

Hesíodo

A cualquier mujer le gustaría ser fiel. Lo difícil es hallar el hombre a quien serle fiel.

Marlene Dietrich

Intenta comprender, no eres un personaje de tragedia.

Ernest Hemingway

Descansar demasiado es oxidarse.

Walter Scott

Dios no habla, pero todo habla de Dios.

Julian Green

Admiramos las cosas por motivos, pero las amamos sin motivos.

Gilbert Keith Chesterton

Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer.

Khalil Gibran

Napoleón Bonaparte

A veces una batalla lo decide todo, y a veces la cosa más insignificante decide la suerte de una batalla.



Napoleón Bonaparte, (1769-1821) Emperador francés.