La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión.

Emilia Pardo Bazán

El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.

Gabriel García Márquez

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

Mahatma Gandhi

Algo debe haber hecho mal o no sería tan famoso.

Robert Louis Stevenson

Los hombres se equivocan con más frecuencia por demasiado listos que por demasiado buenos.

George Bernard Shaw

La dictadura, devoción fetichista por un hombre, es una cosa efímera, un estado de la sociedad en el que no puede expresarse los propios pensamientos, en el que los hijos denuncian a sus padres a la policía; un estado semejante no puede durar mucho tiempo.

Winston Churchill

Si las íntimas preocupaciones de cada cual se leyeran escritas sobre su frente, !cuántos que causan envidia nos moverían lástima!.

Pietro Metastasio

El niño reconoce a la madre por la sonrisa.

Leon Tolstoi

Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir... Los valientes ni se enteran de su muerte.

Julio César

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año.

Charles Dickens

Johann Wolfgang Goethe

No podemos modelar a nuestros hijos según nuestros deseos, debemos estar con ellos y amarlos como Dios nos los ha entregado.



Johann Wolfgang Goethe, (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.