Nadie es dueño de la multitud aunque crea tenerla dominada.

Eugene Ionesco

El pensamiento no es más que un relámpago en medio de una larga noche. Pero ese relámpago lo es todo.

Henri Poincaré

El que no se posee a sí mismo es extremadamente pobre.

Ramón Llull

La imprenta es un ejército de veintiséis soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo.

Johann Gütemberg

Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

Francisco de Quevedo

Una revolución no es digna de llamarse tal si con todo el poder y todos los medios de que dispone no es capaz de ayudar a la mujer ?doble o triplemente esclavizada, como lo fue en el pasado? a salir a flote y avanzar por el camino del progreso social e individual.

León Trotski

La disciplina es la parte más importante del éxito.

Truman Capote

Dios crea cada margarita separadamente, pero nunca se cansa de crearlas. Puede ser que Él tenga el apetito eterno de la infancia. Porque nosotros hemos pecado y envejecemos, pero nuestro Padre es más joven que nosotros.

Gilbert Keith Chesterton

El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma.

Marcel Prévost

¿De que sirve el ingenio cuando no nos divierte? No hay nada más fatigoso que un ingenio triste.

Ivan Turgueniev

Karl Marx

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas.



Karl Marx, (1818-1883) Filósofo y economista alemán.