Al inteligente se le puede convencer; al tonto, persuadir.

Germaine de Staël

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

San Agustín de Hipona

La omisión del bien no es menos reprensible que la comisión del mal.

Plutarco

Las lágrimas más amargas que se derramarán sobre nuestra tumba serán las de las palabras no dichas y las de las obras inacabadas.

Harriet Beecher Stowe

Perdonar es no tener demasiado en cuenta las limitaciones y defectos del otro, no tomarlas demasiado en serio, sino quitarles importancia, con buen humor, diciendo: ¡sé que tú no eres así!

Robert Spaemann

Para conocer a la gente hay que ir a su casa.

Johann Wolfgang Goethe

Amar: cambiar de casa el alma.

Constancio C. Vigil

Envejecer es todavía el único medio que se ha encontrado para vivir mucho tiempo.

Charles Augustin Sainte-Beuve

Amar a la madre de sus hijos es lo mejor que un padre puede hacer por sus hijos.

Theodore Hesburgh

Algunas cosas del pasado desaparecieron pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar.

Mario Benedetti

Victor Hugo

La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía.



Victor Hugo, (1802-1885) Novelista francés.