Éramos pocos y parió mi abuela.

Refrán

Pues si te empeñas en soñar te empeñas en aventar la llama de tu vida.

Rubén Darío

Mientras el tigre no puede dejar de ser tigre, no puede destigrarse, el hombre vive en riesgo permanente de deshumanizarse.  

José Ortega y Gasset

El problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes.

Winston Churchill

¿Cómo sabes si la Tierra no es más que el infierno de otro planeta?

Aldous Huxley

Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta.

Elías Canetti

Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen.

Arthur Schnitzler

La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

Francisco de Quevedo

Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí.

José Martí

En última instancia, todo tiene arreglo, menos la dificultad de ser, que no lo tiene.

Jean Cocteau

El renombre y el reposo no compaginan.


Georg Christoph Lichtenberg

Georg Christoph Lichtenberg, (1742-1799) Profesor de física y científico alemán.