Trabaja en algo, para que el diablo te encuentre siempre ocupado.

San Jerónimo

Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo.

John Maynard Keynes

La justicia no espera ningún premio. Se la acepta por ella misma. Y de igual manera son todas las virtudes.

Marco Tulio Cicerón

La memoria es una experiencia sustituta, en la cual se da todo el valor emocional de la experiencia actual sin su tensión, sus visicitudes y sus perturbaciones.

John Dewey

Al bien hacer jamás le falta premio.

Miguel de Cervantes Saavedra

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.

Marguerite Yourcenar

¿Cuál es el primer deber del hombre? La respuesta es muy breve: ser un mismo.

Henrik Johan Ibsen

Opino con los romanos de antaño que el general de hoy debe ser manaña, si es necesario, soldado raso.

Thomas Jefferson

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

Aristóteles

Las armas se deben reservar para el último lugar, donde y cuando los otros medios no basten.

Nicolás Maquiavelo

André Maurois

Una ilusión eterna, o por lo menos que renace a menudo en el alma humana, está muy cerca de ser una realidad.



André Maurois, (1885-1967) Novelista y ensayista francés.