La imposibilidad en que me encuentro de probar que Dios no existe, me prueba su existencia.

Jean de la Bruyere

La novedad atrae la atención y aún el respeto, pero la costumbre lo hace desaparecer pronto; apenas nos dignaríamos a mirar el arco iris si éste permaneciese por mucho tiempo en el horizonte.

Berthold Auerbach

Los placeres son como los alimentos: los más simples son aquellos que menos cansan.

Joseph Sanial-Dubay

El peor enemigo es el que está encubierto.

Lucio Anneo Séneca

Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres.

Abraham Lincoln

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Marco Tulio Cicerón

El hombre crece cuando se arrodilla.

Alessandro Manzoni

Cuanto más conozco a los hombres, menos los quiero; si pudiese decir otro tanto de las mujeres me iría mucho mejor.

Lord Byron

La idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra.

Gilbert Keith Chesterton

Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una.

Francisco de Quevedo

Concepción Arenal

La injusticia, siempre mala, es horrible ejercida contra un desdichado.


Concepción Arenal

Concepción Arenal, (1820-1893) Escritora y socióloga española.