Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario.

Elbert Hubbard

Si dudo, si me alucino, vivo. Si me engaño, existo. ¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?

San Agustín de Hipona

La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura.

Friedrich Nietzsche

Las palabras, cera; las obras acero.

Luis de Góngora y Argote

El amor es física. El matrimonio, química.

Alejandro Dumas (hijo)

En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.

Sören Aabye Kierkegaard

Cuando un pueblo se ha vuelto incapaz de gobernarse a sí mismo y está en condiciones para someterse a un amo, poco importa de dónde procede éste.

George Washington

Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible.

Georges Benjamin Clemenceau

Donde las dan, las toman.

Refrán

El mundo es un absurdo animado que rueda en el vacio para asombro de sus habitantes.

Gustavo Adolfo Bécquer

Concepción Arenal

La injusticia, siempre mala, es horrible ejercida contra un desdichado.


Concepción Arenal

Concepción Arenal, (1820-1893) Escritora y socióloga española.