Teme a quien te teme, aunque él sea una mosca y tú un elefante.

Muslih-Ud-Din Saadi

El autor que habla de sus propios libros es peor que la madre que sólo habla de sus hijos.

Benjamin Disraeli

Esa es la madre del cordero.

Refrán

Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos.

Gustave Flaubert

El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia.

William Shakespeare

Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda.

Martin Luther King

El que no da un oficio a su hijo, le enseña a ser ladrón.

Proverbio turco

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.

François de la Rochefoucauld

Quien sabe gobernar a una mujer sabe gobernar un estado.

Honoré de Balzac

Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles.

Ramiro de Maeztu

Arthur Schopenhauer

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.



Arthur Schopenhauer, (1788-1860) Filósofo alemán.