La sangre joven no obedece un viejo mandato.

William Shakespeare

La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.

René de Chateaubriand

Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

Lao-tsé

Elegancia es la ciencia de no hacer nada igual que los demás, pareciendo que se hace todo de la misma manera que ellos.

Honoré de Balzac

La auténtica intuición artística va más allá de lo que perciben los sentidos y, penetrando la realidad, intenta interpretar su misterio escondido.

Juan Pablo II

La sociedad está bien ordenada cuando los ciudadanos obedecen a los magistrados, y los magistrados a las leyes.

Solón de Atenas

Tratar de olvidar a alguien es querer recordarlo para siempre.

Anónimo

Tu mejor maestro es tu último error.

Ralph Nader

Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años.

Mark Twain

La desconfianza es una señal de debilidad.

Indira Gandhi

Marco Tulio Cicerón

Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras.


Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón, (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.