Las coronas de laurel son arrebatadas por un soplo de brisa; contra las coronas de espinas, nada puede la tempestad.

Friedrich Hebbel

En realidad vivir como hombre significa elegir un blanco -honor, gloria, riqueza, cultura- y apuntar hacia él con toda la conducta, pues no ordenar la vida a un fin es señal de gran necedad.

Aristóteles

El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

Johann Wolfgang Goethe

Tres podrían guardar un secreto si dos de ellos hubieran muerto.

Benjamin Franklin

La soledad es el imperio de la conciencia.

Gustavo Adolfo Bécquer

El insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe.

Diógenes de Sínope

Definitivamente habrá que rendirse a la evidencia de que este mundo está loco.

Sacha Guitry

Puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate.

Thomas Carlyle

Dios aprieta, pero no ahoga.

Refrán

Las críticas son cartas al público que ningún autor tiene que abrir ni leer.

Rainer María Rilke

Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semi-verdad o en la mentira, muchos.


Pío Baroja

Pío Baroja, (1872-1956) Escritor español.