Una persona que quiere venganza guarda sus heridas abiertas.

Francis Bacon

Todo hombre es como la Luna: con una cara oscura que a nadie enseña.

Mark Twain

La gente termina siempre por condenar a los que acusa.

Honoré de Balzac

Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento.

Nicolás Maquiavelo

Latoso es el que nos quita la soledad y no nos da compañía.

Benedetto Croce

Uno se es fiel a sí mismo y se basta.

Jean Anouilh

Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubiesen creído ya suficiente sabios.

Juan Luis Vives

La ciencia es un magnífico mobiliario para el piso superior de un hombre, siempre y cuando su sentido común esté en la planta baja.

Oliver Wendell Holmes

Muchos vencimientos han ocasionado la consideración, y muchas victorias ha dado la temeridad.

Francisco de Quevedo

Antes de negar con la cabeza, asegúrate de que la tienes.

Truman Capote

Michel Eyquem de Montaigne

El matrimonio es como una jaula; uno ve a los pájaros desesperados por entrar, y a los que están dentro igualmente desesperados por salir.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.