En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.

Jacques Benigne Bossuet

El ingenio quizás es al talento lo que el instinto a la razón.

Jules Renard

No os espante la pobreza; nadie vive tan pobre como nació.

Lucio Anneo Séneca

Si da el cántaro en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro.

Refrán

La suerte de las naciones depende de su manera de alimentarse.

Anthelme Brillat-Savarín

La amistad no puede ir muy lejos cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse los pequeños defectos.

Jean de la Bruyere

Los arquitectos lo saben todo sobre el estilo romántico, excepto como construirlo.

Gilbert Keith Chesterton

Ojo por ojo, diente por diente.

Refrán

A solas soy alguien. En la calle nadie.

Gabriel Celaya

Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres.

Jacinto Benavente

Refrán

Las cosas de palacio van despacio.


Refrán

Refrán,