Una vez al año es lícito hacer locuras.

San Agustín de Hipona

No sabe más el que más cosas sabe, sino el que sabe las que más importan.

Bernardino Rebolledo

El idioma del corazón es universal: sólo se necesita sensibilidad para entenderlo y hablarlo.

Charles Pinot Duclós

La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano.

Anónimo

En la sociedad no todo se sabe, pero todo se dice.

Anatole France

La tarea del educador moderno no es podar las selvas, sino regar los desiertos.

Clive Staples Lewis

El arte de torear consiste en convertir en veinte minutos a un bello animal en una albóndiga sangrante ante un público alborozado.

Manuel Vicent

Lo último corrompido ¿no es el principio de lo engendrado?

Giordano Bruno

La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible.

Orison Swett Marden

El mayor número de los males que sufre el hombre proviene del hombre mismo.

Plinio el Joven

Benjamin Franklin

La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.