Cualquiera es poderoso para hacer.

Fray Luis de León

Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y aparece el hombre.

Lucrecio

Quien lleva toda su vida a su mujer sobre la espalda, cuando la deja en el suelo, ella dice: ¡Estoy fatigada!.

Proverbio yugoslavo

En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias.

Robert Green Ingersoll

No gastes tu dinero antes de ganarlo.

Thomas Jefferson

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada.

Alfred d' Houdetot

El mundo exige resultados. No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niño.

Indira Gandhi

La vida es un naufragio en el que, a última hora, sólo se salva el barco.

Noel Clarasó

Sería absurdo que nosotros, que somos finitos, tratásemos de determinar las cosas infinitas.

René Descartes

Aquellos que anuncian que luchan en favor de Dios son siempre los hombres menos pacíficos de la Tierra. Como creen percibir mensajes celestiales, tienen sordos los oídos para toda palabra de humanidad.

Stefan Zweig

William Shakespeare

Las medidas templadas, que equivalen a remedios prudentes, son hartamente nocivas cuando el mal es violento.



William Shakespeare, (1564-1616) Escritor británico.