No pidáis a Dios que os de una carga apta para vuestros hombros; pedidle unos hombros aptos para soportar vuestras cargas.

Phillips Brooks

Quien sólo vive para sí, está muerto para los demás.

Publio Siro

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.

Marco Tulio Cicerón

Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.

Laurence Sterne

Este es el primer precepto de la amistad: Pedir a los amigos sólo lo honesto, y sólo lo honesto hacer por ellos.

Marco Tulio Cicerón

En el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su mañana y toma su frescura.

Khalil Gibran

Toda historia no es otra cosa que una infinita catástrofe de la cual intentamos salir lo mejor posible.

Italo Calvino

Es rey quien nada teme, es rey quien nada desea; y todos podemos darnos ese reino.

Lucio Anneo Séneca

La muerte es algo tan tremendamente airado, que sólo la desnudez, la elemental desnudez, puede escindirla del ridículo.

Camilo José Cela

No tengo ninguna estima por el hombre que a los veinte años no ha sido nacionalista o comunista.

Alphonse Daudet

Mahatma Gandhi

El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado.



Mahatma Gandhi, (1869-1948) Político y pensador indio.