La antigüedad del tiempo es la juventud del mundo.

Francis Bacon

Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

Lao-tsé

El diálogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana. Por ello, el recurso a las armas para dirimir las controversias representa siempre una derrota de la razón y de la humanidad.

Juan Pablo II

La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público

Pío Baroja

El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.

José Martí

Lee los buenos libros primero; lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.

Henry David Thoreau

La formulación de un problema, es más importante que su solución.

Albert Einstein

La claridad es el barniz de los maestros.

Marqués de Vauvenargues

Los mayores enemigos de la libertad no son aquellos que la oprimen, sino los que la ensucian.

Vincenzo Gioberti

No somos sólo cuerpo, o sólo espíritu, somos cuerpo y espíritu a la vez.

George Sand

Ralph Waldo Emerson

Al tratar del Estado debemos recordar que sus instituciones no son aborígenes, aunque existieran antes de que nosotros naciéramos; que no son superiores al ciudadano; que cada una de ellas ha sido el acto de un solo hombre, pues cada ley y cada costumbre ha sido particular; que todas ellas son imitables y alterables, y que nosotros las podemos hacer igualmente buenas o mejores.



Ralph Waldo Emerson, (1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.