No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla.

Eleanor Roosevelt

No tengo derecho a decir o hacer nada que disminuya a un hombre ante sí mismo. Lo que importa no es lo que yo pienso de él, sino lo que él piensa de sí mismo. Herir a un hombre en su dignidad es un crimen

Antoine de Saint-Exupéry

Aún no ensillamos y ya cabalgamos.

Refrán

Dios ha sido durante mucho tiempo la mejor explicación disponible, pero ahora las tenemos mucho mejores. Dios no explica nada en absoluto, al contrario, se ha convertido en algo que necesita una cantidad insalvable de explicaciones.

Douglas Adams

La envidia es el adversario de los más afortunados.

Epicteto de Frigia

La historia no se repite si no es en la mente de quien no la conoce.

Khalil Gibran

Duda siempre de ti mismo, hasta que los datos no dejen lugar a dudas.

Louis Pasteur

La liberalidad es la primera hija del amor y la piedra imán más atractiva para los hierros de la voluntad.

Lope de Vega

Pensar en viejo me abruma y, sin embargo, pensar en joven, en sano y arrogante joven, me parece tan insípido...

Camilo José Cela

Generalmente, se puede asegurar que no hay nada más terrible en la sociedad que el trato de las personas que se sienten con alguna superioridad sobre sus semejantes.

Mariano José de Larra

El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres.


Simone de Beauvoir

Simone de Beauvoir, (1908-1986) Novelista e intelectual francesa.