El cemento armado es una musa honesta y útil, y quizá en manos de un arquitecto genial sería admirable; pero cuando se desmanda y se siente atrevida, como una cocinera lanzada a cupletista, hace tales horrores, que habría que sujetarla y llevarla a la cárcel.

Pío Baroja

Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.

Groucho Marx

¿Qué confianza puede tenerse ni qué protección encontrarse en leyes que dan lugar a trampas y enredos interminables, que arruinan a los pleiteantes, engordan a los curiales y facilitan a los Gobiernos el cargar impuestos y derechos sobre las disensiones y pleitos eternos de sus súbditos?

Barón de Holbach

Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia.

Platón

No hay mejor alegría que la que mejor alegría difunde entre los demás.

Henry F. Hoar

Enseñar no es una función vital, porque no tienen el fin en sí misma; la función vital es aprender.

Aristóteles

Cuando dos hombres desean la misma cosa que no pueden gozar juntos se convierten en enemigos.

Thomas Hobbes

La amenaza es el arma del amenazado.

Leonardo Da Vinci

El dolor es una mal que un remedio precipitado irrita.

Thomas Corneille

Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.

Omar Khayyam

Francisco de Quevedo

La astrología es una ciencia que tienen por golosina los cobardes, sin otro fundamento que el crédito de los supersticiosos. Es un falso testimonio que los hombres mal ocupados levantan a las estrellas.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.