El hombre absurdo es el que no cambia nunca.

Georges Benjamin Clemenceau

El valor nunca es mayor que cuando nace de la última necesidad.

Diego de Saavedra Fajardo

Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema.

Winston Churchill

¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos.

Epicteto de Frigia

El tiempo es el ángel del hombre.

Friedrich Schiller

La guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz.

Thomas Mann

Mucha gente piensa que el fútbol es un juego a vida o muerte, pero es mucho más importante que eso.

William Shankly

Todas las cosas buenas de este mundo no son buenas más que por el uso que hacemos de ellas; y que las disfrutamos tanto cuando nos sirven como cuando las juntamos para dárselas a otros, pero no más.

Daniel Defoe

¡Qué agradable sería un mundo en el que no se permitiera a nadie operar en bolsa a menos que hubiese pasado un examen de economía y poesía griega, y en el que los políticos estuviesen obligados a tener un sólido conocimiento de la historia y de la novela moderna!

Bertrand Russell

Un amigo es la mano que despeina tristezas.

Gustavo Gutierrez Merino

Francisco de Quevedo

La astrología es una ciencia que tienen por golosina los cobardes, sin otro fundamento que el crédito de los supersticiosos. Es un falso testimonio que los hombres mal ocupados levantan a las estrellas.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.