Nuestras vidas no están en manos de los dioses, sino en manos de nuestros cocineros.

Lin Yutang

Todos son locos, pero el que analiza su locura, es llamado filósofo.

Ambrose Bierce

La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.

Jules Renard

Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya.

Eugene Ionesco

Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma.

Fray Luis de León

El hombre padece pocos males, si se esceptuan los que él mismo se atrae por el abuso de sus facultades.

Jean Jacques Rousseau

No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.

Thomas Jefferson

La gente te pide críticas, pero en realidad sólo quiere halagos.

William Somerset Maugham

Cada vez que proveo una plaza vacante, creo cien descontentos y un ingrato.

Luis XV de Francia

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que no ha comenzado a ser cristiano de verdad.

San Agustín de Hipona

Oscar Wilde

Las mujeres feas son celosas de sus maridos. Las bonitas no tienen tiempo, ¡están siempre tan ocupadas en estar celosas de los maridos de los demás...!



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.