Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.

San Agustín de Hipona

Sustituir el amor propio con el amor de los demás, es cambiar un insufrible tirano por un buen amigo.

Concepción Arenal

Los que llevan condecoraciones son como las tiendas de poco género que todo lo exhiben en el escaparate.

Santiago Rusiñol i Prats

Entre dos hombres iguales en fuerza, el más fuerte es el que tiene la razón.

Pitágoras de Samos

No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre.

Victor Hugo

Nunca se tendrá un mundo tranquilo hasta que se extirpe el patriotismo en la raza humana.

George Bernard Shaw

El tiempo es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete. Vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes. Nuestro error es imaginar que podemos buscarle las vueltas.

José Saramago

La costumbre con la costumbre se vence.

Thomas De Kempis

Nuestra lealtad es para las especies y el planeta. Nuestra obligación de sobrevivir no es sólo para nosotros mismos sino también para ese cosmos, antiguo y vasto, del cual derivamos.

Carl Sagan

Cuando las deudas no se pagan porque no se puede, lo mejor es no hablar de ellas y barajar.

Camilo José Cela

Oscar Wilde

La razón de que todos seamos tan amigos de pensar bien de los demás, es que todos tememos por nosotros mismos. La base del optimismo es simplemente el miedo.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.