No comprimas con mucha fuerza y vigor la mano de un niño tierno.

Focílides

Las oposiciones son el más sangriento espectáculo nacional después de los toros.

Gregorio Marañón

La felicidad en el matrimonio depende enteramente de la suerte.

Jane Austen

Escribir en verso libre es como jugar al tenis con la red abajo.

Robert Lee Frost

Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: "Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión".

Heinrich Heine

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.

Hermann Hesse

Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas.

Antonio Machado

Y el gran lazo que sostiene a la sociedad es, por una incomprensible contradicción, aquello mismo que parecería destinado a disolverla; es decir, el egoísmo.

Mariano José de Larra

Cuanto más se ama a un amante, más cerca se está de odiarle.

François de la Rochefoucauld

El gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común.

Umberto Eco

Henry Ford

No encuentres la falta, encuentra el remedio.



Henry Ford, (1863-1947) Industrial estadounidense.