Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz.

Lord Byron

El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre.

Napoleón Bonaparte

La fortuna no está hecha para los poltrones y para alcanzarla, antes que mantenerse bien sentado hay que correr tras ella.

Plutarco

¿Cuál es la felicidad que no tiene algo de pena?

Margaret Oliphant Oliphant

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.

San Agustín de Hipona

Un rey no debe caer nunca de su trono, excepto cuando el trono cae.

Vittorio Alfieri

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Abraham Lincoln

La bondad es la única inversión que nunca quiebra.

Henry David Thoreau

El arte de vencer se aprende en las derrotas.

Simón Bolívar

Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder, y del poder porque vale tanto como el dinero.

Ralph Waldo Emerson

Johann Wolfgang Goethe

Asombro: lo más elevado a que puede llegar el hombre.



Johann Wolfgang Goethe, (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.