La educación ha logrado que las personas aprendan a leer, pero es incapaz de señalar lo que vale la pena leer.

George Travelyan

En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.

Jacques Benigne Bossuet

El primer suspiro de amor es el último de la razón

Anónimo

Lo que el mundo llama genio es el estado de enfermedad mental que nace del predominio indebido de algunas de las facultades. Las obras de tales genios no son sanas en sí mismas, y reflejan siempre la demencia mental general.

Edgar Allan Poe

No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir.

Khalil Gibran

No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.

Thomas Jefferson

La sociedad humana constituye una asociación de las ciencias, las artes, las virtudes y las perfecciones. Como los fines de la misma no pueden ser alcanzados en muchas generaciones, en esta asociación participan no sólo los vivos, sino también los que han muerto y los que están por nacer.

Edmund Burke

La mayoría nunca tiene razón.

Henrik Johan Ibsen

Hase de hablar como en testamento, que a menos palabras, menos pleitos.

Baltasar Gracián

Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.

Thomas Carlyle

Jean de la Fontaine

La amistad, como la sombra vespertina, se ensancha en el ocaso de la vida.


Jean de la Fontaine

Jean de la Fontaine, (1621-1695) Escritor y poeta francés.