Allí donde Dios erige una iglesia, / el demonio siempre levanta una capilla; / y si vas a ver, encontrarás / que en la segunda hay más fieles.

Daniel Defoe

Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido.

Maurice Maeterlinck

Tan malo es no creer a nadie como creer a todos.

Publio Siro

Acostumbraros a ser obedientes, porque siempre os ha de tocar obedecer.

Marquesa de Maintenon

La vejez es una enfermedad como cualquier otra en la cual al final uno se muere irremisiblemente.

Alberto Moravia

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.

Confucio

Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio.

Khalil Gibran

Si fuera cierto que el viajar enseña, los revisores de billetes serían los hombres más sabios del mundo.

Santiago Rusiñol i Prats

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Albert Einstein

Todo el que intenta salvar a otra persona con la mentira de un amor sin límite arroja una sombra al rostro de Dios.

Arthur Miller

Francisco de Quevedo

La soberbia nunca baja de donde sube, porque siempre cae de donde subió.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.