No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón.

Juan Pablo II

Grande es siempre el amor maternal, pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por el hijo amado.

Ángel Ganivet

No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.

Giacomo Leopardi

Que si ha de dar un desengaño muerte, mejor es un engaño que da vida.

Lope de Vega

Acostumbramos a cometer nuestras peores debilidades y flaquezas a causa de la gente que más despreciamos.

Charles Dickens

Cuando los gobiernos se encargan de proteger a las artes, es el fin de todo.

Jean Dubuffet

Nada nos envejece tanto como la muerte de aquellos que conocimos durante la infancia.

Julian Green

La esperanza, no obstante sus engaños, nos sirve al menos para llevarnos al fin de la existencia por un camino agradable.

François de la Rochefoucauld

La guerra es una invención de la mente humana; y la mente humana también puede inventar la paz.

Winston Churchill

Seamos esclavos de las leyes, para poder ser libres.

Marco Tulio Cicerón

Aristóteles

A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.


Aristóteles

Aristóteles, (384 AC-322 AC) Filósofo griego.