De todos los animales de la creación el hombre es el único que bebe sin tener sed, come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir.

John Ernst Steinbeck

Me gusta y me fascina el trabajo. Podría estar sentado horas y horas mirando a otros cómo trabajan.

Jerome Klapka Jerome

Mi dinamita conducirá a la paz más pronto que mil convenciones mundiales. Tan pronto como los hombres se den cuenta de que, en un instante, ejércitos enteros pueden ser totalmente destruidos, seguramente pactarán una paz dorada.

Alfred Nobel

No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona.

Alexander Pope

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor se escapa por la ventana.

Thomas Fuller

Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto.

Noel Clarasó

La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.

Miguel de Unamuno

El pasado siempre está presente.

Maurice Maeterlinck

El bien de la humanidad debe consistir en que cada uno goce al máximo de la felicidad que pueda, sin disminuir la felicidad de los demás.

Aldous Huxley

A veces conviene cerrar un ojo, pero no es prudente cerrar ambos a la vez.

Arturo Graf

Gilbert Keith Chesterton

Un joven puede guardarse del vicio pensando continuamente en la enfermedad. Puede guardarse de él pensando continuamente en la Virgen María. Podréis discutirme cuál de los dos métodos es más razonable, o hasta cuál es el más eficaz. Pero no puede haber discusión ninguna sobre cual es el más sano.



Gilbert Keith Chesterton, (1874-1936) Escritor británico.