Yo creo que la gente, cuando es inteligente y completamente normal, no debe pretender el ser rara y extraña, porque llega al absurdo inventado.

Pío Baroja

El silencio es el partido más seguro para el que desconfía de sí mismo.

François de la Rochefoucauld

Podemos estar seguros de que la mayor esperanza para mantener el equilibro ante cualquier situación recae en nosotros mismos.

Francis J. Braceland

La belleza que atrae rara vez coincide con la belleza que enamora.

José Ortega y Gasset

Un vestido carece totalmente de sentido, salvo el de inspirar a los hombres el deseo de quitártelo.

Françoise Sagan

El derecho y el deber son como las palmeras: no dan frutos si no crecen uno al lado del otro.

Félecité de Lamennais

No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.

Mario Benedetti

El carácter es la fuerza sorda y constante de la voluntad.

Herni Dominique Lacordaire

Pienso, luego existo.

René Descartes

Aprendemos de la experiencia que los hombres nunca aprenden nada de la experiencia.

George Bernard Shaw

San Agustín de Hipona

Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.