El matrimonio es una gran institución para quien admira las instituciones.

H. Greele

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

Gregorio Marañón

Asusta pensar que acaso las admiraciones más sinceras que tenemos son las de las personas que no nos han comprendido.

Benito Pérez Galdos

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Baltasar Gracián

El tedio es una enfermedad del entendimiento que no acontece sino a los ociosos.

Concepción Arenal

Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo.

Giuseppe Mazzini

No le des nunca consejos al que te pida dinero.

Pedro Calderón de la Barca

El porvenir es un lugar cómodo para colocar los sueños.

Anatole France

En la morfología del ser femenino, acaso no haya figuras más extrañas que las de Judit y Salomé, las dos mujeres que van con dos cabezas cada una: la suya y la cortada.

José Ortega y Gasset

La belleza es el esplendor de la verdad.

Platón

Victor Hugo

La pena de muerte es signo peculiar de la barbarie.



Victor Hugo, (1802-1885) Novelista francés.