Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.

Stendhal

El amor tiene dos leyes: la primera, amar a los otros; la segunda, eliminar de nosotros aquello que impide a los otros amarnos.

Alexis Carrel

El que se ocupa demasiado en hacer el bien no tiene tiempo de ser bueno.

Rabindranath Tagore

La virtud de los padres es una gran dote.

Quinto Horacio Flaco

Cuando se es amado, no se duda de nada. Cuando se ama se duda de todo.

Colette

Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo que lo que los otros opinen de ti.

Lucio Anneo Séneca

La mujer adora al hombre igual que el creyente adora a Dios; pidiéndole todos los días algo.

Enrique Jardiel Poncela

Un cura joven hace los mejores sermones.

Louis Charles Alfred de Musset

Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.

Woody Allen

La libertad sin una autoridad fuerte e incólume, no es libertad al cabo de poco tiempo, sino anarquía.

Antonio Cánovas del Castillo

Lucio Anneo Séneca

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.