El trabajo ayuda siempre, puesto que trabajar no es realizar lo que uno imaginaba, sino descubrir lo que uno tiene dentro.

Boris Leonídovich Pasternak

El que se pone de puntillas no puede sostenerse derecho.

Proverbio chino

Una necedad, aunque la repitan millones de bocas, no dejan de ser una necedad.

Anatole France

No hay mortal que sea cuerdo a todas horas.

Plinio el Viejo

Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos.

Hermann Hesse

La manera más rápida de finalizar una guerra es perderla.

George Orwell

Así corrompe el ocio al cuerpo humano, como se corrompen las aguas si están quedas.

Ovidio

La mayor parte de nuestras opiniones son creadas por las palabras y las fórmulas, mucho más que por la razón.

Gustavo Le Bon

Muchos gritan y discuten hasta que el otro calla. Creen que le han convencido. Y se equivocan siempre.

Noel Clarasó

Un pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas.

Mariano José de Larra

William Shakespeare

Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto.



William Shakespeare, (1564-1616) Escritor británico.