No soy optimista, quiero ser optimista.

Émile Zola

Un hombre vulgar puede acabarse lo mismo que un gran hombre.

Arthur Miller

Sin el animal que habita dentro de nosostros somos ángeles castrados.

Hermann Hesse

En una discusión, lo difícil no es defender nuestra opinión, sino conocerla.

André Maurois

Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos sutiles de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento.

George Sand

Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.

Groucho Marx

Cuando los padres han construido todo, a los hijos sólo les queda el derrumbarlo.

Karl Kraus

El sol es nuevo cada día.

Heráclito de Efeso

Tened miedo de aquellas que eclipsan, siendo feas, a las bellas.

Ramón de Campoamor

Nunca se teme bastante al confiar en otro.

Pietro Metastasio

Bertrand Russell

El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio de estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en objeto de interés y el afecto de otros muchos.



Bertrand Russell, (1872-1970) Filósofo, matemático y escritor británico..