¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos.

Epicteto de Frigia

Ninguno nace libre de vicios; y el hombre más perfecto es aquel que sólo tiene los pequeños.

Quinto Horacio Flaco

Hay muchos que se van por las ramas, por uno que va directamente a la raíz.

Henry David Thoreau

Las leyes son como las telas de araña, a través de las cuales pasan libremente las moscas grandes y quedan enredadas las pequeñas.

Honoré de Balzac

El matrimonio es tratar de solucionar entre los dos problemas que nunca hubieran surgido al estar solo.

Eddy Cantor

Los terroristas intentan modificar nuestro comportamiento provocando miedo, incertidumbre y división en la sociedad.

Patrick J. Kennedy

La libre comunicación de los pensamientos y las opiniones es uno de los derechos más preciados por el hombre.

François de la Rochefoucauld

Mediocre alumno el que no sobrepase a su maestro.

Leonardo Da Vinci

La Ley, en su magnífica ecuanimidad, prohibe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan.

Anatole France

¿Puede uno recordar el amor? Es como tratar de evocar el aroma de las rosas en un sótano. Puedes ver la rosa, pero nunca el perfume.

Arthur Miller

José Ortega y Gasset

Una buena parte de los hombres no tiene más vida interior que la de sus palabras, y sus sentimientos se reducen a una existencia oral.



José Ortega y Gasset, (1883-1955) Filósofo y ensayista español.