Ambos se dañan a sí mismos: el que promete demasiado y el que espera demasiado.

Gotthold Ephraim Lessing

Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto.

José Ingenieros

El escultor piensa en mármol.

Oscar Wilde

Ningún hombre debería escribir a no ser que estuviese convencido de que él está en posesión de la verdad y otro hombre está en el error.

Gilbert Keith Chesterton

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.

Thomas De Kempis

La fuente de la vida es el corazón.

Juan Luis Vives

Dos excesos deben evitarse en la educacion de la juventud; demasida severidad, y demasiada dulzura.

Platón

¿Por qué buscais la felicidad, oh, mortales, fuera de vosotros mismos?

Boecio

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa y que le permite, sin notarlo, ir tomando buena dirección.

Enrique Tierno Galván

No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.

Friedrich Schiller

San Agustín de Hipona

La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.