La amistad sólo podía tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad.

Dalai Lama

Si sólo se dieran limosnas por piedad, todos los mendigos hubieran ya muerto de hambre.

Friedrich Nietzsche

El que sospecha invita a traicionarlo.

Voltaire

No hay pecado tan grande, ni vicio tan apoderado que con el arrepentimiento no se borre o quite del todo.

Miguel de Cervantes Saavedra

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.

Lucio Anneo Séneca

Las máquinas me sorprenden con mucha frecuencia.

Alan Turing

No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona.

José Saramago

La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros.

Hermann Hesse

Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros.

Clive Staples Lewis

La democracia necesita una virtud: la confianza. Sin su construcción, no puede haber una auténtica democracia.

Victoria Camps

Friedrich Nietzsche

Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no la olvida.



Friedrich Nietzsche, (1844-1900) Filosofo alemán.