Para los que no tenemos creencias, la democracia es nuestra religión.

Paul Auster

Nada levanta tanto al hombre por encima de las mezquindades de la vida como admirar, sea lo que sea o a quienquiera que sea.

Thomas Carlyle

Las circunstancias hacen a los hombres hábiles lo que ellos quieren ser, y pueden con los hombres débiles.

Mariano José de Larra

Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país.

Thomas Macaulay

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

San Agustín de Hipona

Dinero llama dinero.

Refrán

Nadie puede llegar a la cima armado sólo de talento. Dios da el talento; el trabajo transforma el talento en genio.

Anna Pavlova

Aquello que sale del corazón, lleva el matiz y el calor de su lugar de origen.

Oliver Wendell Holmes

La manera cómo se presentan las cosas no es la manera como son; y si las cosas fueran como se presentan la ciencia entera sobraría.

Karl Marx

El primer requisito de la inmortalidad es la muerte.

Stanislaw Jerzy Lec

Lucio Anneo Séneca

El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.