En el proceso de la escritura la imaginación y la memoria se confunden.

Adelaida García Morales

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.

José Ortega y Gasset

Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios.

Simone de Beauvoir

Cuando se tiene cierta moral de combate, de poder, hace falta muy poco para dejarse llevar, para pasar a la embriaguez, al exceso.

Marguerite Duras

Como se sabe, los negocios pueden dar dinero, pero la amistad raramente lo hace.

Jane Austen

Un error es tanto más peligroso cuanta más cantidad de verdad contenga.

Henry F. Amiel

La gente generalmente confunde lo que leen en los periódicos con las noticias.

Abbott Liebling

No falta razón, que esta fiesta bruta sólo ha quedado en España, y no hay nación que una cosa tan bárbara e inhumana si no es España consienta.

Lope de Vega

Dos cuerpos pueden juntarse para producir otro, pero el pensamiento sólo puede dar vida al pensamiento.

George Sand

El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano.

Platón

Es más acertado contener a los niños por honor y ternura, que por el temor y el castigo.


Publio Terencio Afer

Publio Terencio Afer, (195 AC-159 AC) Autor cómico latino.