El amor celoso enciende su antorcha en el fuego de las furias.

Edmund Burke

El sol, el agua y el ejercicio conservan perfectamente la salud a las personas que gozan de una salud perfecta.

Noel Clarasó

Poca cosa nos consuela porque poca cosa nos aflige.

Blaise Pascal

Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

Francisco de Quevedo

Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.

Proverbio árabe

Cuando los tambores hablan, las leyes callan.

Marco Tulio Cicerón

Los mayores progresos de la civilización se experimentan inicialmente como sus peores amenazas.

Alfred North Whitehead

El aburrimiento es la enfermedad de las personas afortunadas; los desgraciados no se aburren, tienen demasiado que hacer.

A. Dufresnes

Los platónicos olvidan excesivamente que el amor es una física antes de ser un ensueño.

Remy de Gourmont

Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie.

Concepción Arenal

Quizá, el camino más directo para conquistar la fama sea el afirmar con seguridad y pertinencia y, por cuantos modos sea posible, el haberla conquistado.


Giacomo Leopardi

Giacomo Leopardi, (1798-1837) Poeta y erudito italiano.