No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.

Lope de Vega

Hay quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos.

Voltaire

No pidáis a Dios que os de una carga apta para vuestros hombros; pedidle unos hombros aptos para soportar vuestras cargas.

Phillips Brooks

Cuando lo hayas encontrado, anótalo.

Charles Dickens

Cuando se colabora con un loco o se comentan sus manías, se cae en la locura.

Antonio Gala

Cuando el carro se haya roto muchos os dirán por donde no se debía pasar.

Proverbio turco

Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.

Wayne W. Dyer

El estudio ha sido para mí el principal remedio contra las preocupaciones de la vida; no habiendo tenido nunca un disgusto que no me haya pasado después de una hora de lectura.

Montesquieu

No es dichoso aquél a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar nada.

Francisco de Quevedo

El arte de vencer las grandes dificultades se estudia y adquiere con la costumbre de afrontar las pequeñas.

Cristina Trivulzio di Belgioioso

Gabriel García Márquez

El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.



Gabriel García Márquez, (1927-?) Escritor colombiano.