Solamente haciendo el bien se puede realmente ser feliz.

Aristóteles

El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma.

Marcel Prévost

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

Gabriel García Márquez

El valor de un sentimiento se mide por la cantidad de sacrificio que estás preparado a hacer por él.

John Galsworthy

La vida primaria de la memoria es emotiva más bien que intelectual y práctica.

John Dewey

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

Leon Tolstoi

Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.

Miguel Delibes

La belleza es una gran recomendación en el comercio humano, y no hay nadie que sea tan bárbaro o tan grosero que no se sienta herido por su dulzura.

Michel Eyquem de Montaigne

Nada torna a la gente más desnaturalizada e insubordinada que una larga y constante ociosidad.

Stefan Zweig

Estupidez humana. Humana sobra, realmente los únicos estúpidos son los hombres.

Jules Renard

No pudiendo cambiar los hombres, se cambian sin tregua las instituciones.


Jean Lucien Arréat

Jean Lucien Arréat, (1841-1922) Escritor y filósofo francés.