Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

Lucio Anneo Séneca

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.

Sigmund Freud

Quien deja vivo al ofendido, ha de temer siempre a la venganza.

Francisco de Quevedo

En el país de los ciegos el tuerto es el rey.

Erasmo de Rotterdam

Por lo general, las mujeres de ensueño son una ilusión óptica.

Peter Alexander Ustinov

Nunca he encontrado una persona tan ignorante de la que no pueda aprender algo.

Galileo Galilei

Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.

William Hazlitt

Hay que vivir como se piensa, si no se acaba por pensar como se ha vivido.

Paul Charles Bourget

La adulación es una moneda falsa que tiene curso gracias sólo a nuestra vanidad.

François de la Rochefoucauld

La mujer es algo mientras que el hombre no es nada.

Tucídides

San Agustín de Hipona

Si dudo, si me alucino, vivo. Si me engaño, existo. ¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.