Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.

San Francisco de Sales

El movimiento veloz que agita el mundo no se oye sino andando.

Félecité de Lamennais

Hasta los sentimientos buenos, si se exaltan en demasía, son capaces de conducirnos a errores deplorables.

Jaime Luciano Balmes

Es a veces un paraíso perdido, pero otras, es un infierno de mierda.

Mario Benedetti

Un perro hambriento sólo tiene fe en la carne.

Antón Pavlovich Chéjov

El estudio ha sido para mí el principal remedio contra las preocupaciones de la vida; no habiendo tenido nunca un disgusto que no me haya pasado después de una hora de lectura.

Montesquieu

La esperanza del bien es ya un gran bien.

Constancio C. Vigil

Un hombre debe vivir cerca de sus superiores como cerca del fuego: ni tan cerca que se queme ni tan lejos que se hiele.

Diógenes de Sínope

Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento.

Isaac Newton

La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.

Friedrich Nietzsche

Benjamin Franklin

Las leyes demasiado benignas rara vez son obedecidas; las demasiado severas, rara vez ejecutadas.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.