La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría.

Edmund Husserl

La cometa se eleva más alto en contra del viento, no a su favor.

Winston Churchill

El mundo nace en nosotros, como Descartes hizo reconocer, y dentro de nosotros adquiere su influencia habitual.

Edmund Husserl

Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados.

José de San Martín

El primer paso hacia la filosofía es la incredulidad.

Denis Diderot

En el análisis psicológico de las grandes traiciones encontraréis siempre la mentecatez de Judas Iscariote.

Antonio Machado

La gente goza de tan poca fantasía que tiene que recoger con ansia unos de otros esos pequeños adornos de la conversación. Son como traperos o colilleros de frases hechas.

Pío Baroja

Aquél que no es celoso no está enamorado.

San Agustín de Hipona

La casualidad nos da casi siempre lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir.

Alphonse de Lamartine

La hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud.

François de la Rochefoucauld

San Agustín de Hipona

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.