Hay personas a las que la fortuna no les procura más que miedo de perderla.

Conde de Rivarol

La tarea del educador moderno no es podar las selvas, sino regar los desiertos.

Clive Staples Lewis

No pudiendo cambiar los hombres, se cambian sin tregua las instituciones.

Jean Lucien Arréat

Muy pronto en la vida es demasiado tarde.

Marguerite Duras

Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.

Sócrates

El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal.

Leon Tolstoi

Dios existe, pero a veces duerme: sus pesadillas son nuestra existencia.

Ernesto Sábato

El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones.

Gustavo Adolfo Bécquer

O caminamos todos juntos hacia la paz, o nunca la encontraremos.

Benjamin Franklin

Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará.

Ludwig van Beethoven

San Agustín de Hipona

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.