Todos los hombres son dioses para su perro. Por eso hay gente que ama más a sus perros que a los hombres.

Aldous Huxley

Un efecto esencial de la elegancia es ocultar sus medios.

Honoré de Balzac

Los libros nos dan consejos que no se atreverían a darnos nuestros amigos.

Numa Pompilio

Escribir es recordar, pero leer también es recordar.

François Mauriac

Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona.

Mignon McLaughlin

La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano.

Voltaire

Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.

William Shakespeare

Los trabajadores seguimos siendo el pariente pobre de la democracia.

Marcelino Camacho

Ésta es nuestra obligación hacia el niño: darle un rayo de luz, y seguir nuestro camino.

Maria Montessori

Vuestros hijos no son vuestros hijos: son los hijos y las hijas de las ansias de vida que siente la misma vida.

Khalil Gibran

Gilbert Keith Chesterton

La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza.



Gilbert Keith Chesterton, (1874-1936) Escritor británico.